Este espacio ha sido desarrollado para difundir y presentar de modo organizado toda la información vinculada a la situación de hostigamiento y persecución laboral a docentes de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, que culminara en septiembre pasado con la cesantía del Dr. Rodolfo Gaeta, Profesor Titular Ordinario de Filosofía de la Ciencia e Historia del Pensamiento Filosófico y Científico, sustanciada por medios absolutamente nulos e ilegales. Dicha sanción, aplicada de manera antiestatutaria y contraria a Derecho a un docente de trayectoria y conducta intachables como lo es el Prof. Gaeta, resulta no sólo arbitraria e infundada, sino que configura una situación de extremo abuso de poder por parte de las autoridades de la Universidad, que pone en riesgo potencial la estabilidad laboral y académica de todos los miembros de la Comunidad Educativa de la UNLP que con su trabajo y esfuerzo construyen día a día el prestigio de esa casa de estudios.

martes, 8 de noviembre de 2011

Plagio en una selección docente en la UNLP

En 1997 se realizó un concurso en la cátedra de Filosofía de la Ciencia en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata cuyo ganador fue el doctor Rodolfo Gaeta, autor de varios libros sobre la disciplina y hoy también titular de Filosofía de las Ciencias en la UBA, entre otros cargos académicos concursados que ostenta.


Hasta ese momento la cátedra estaba a cargo de la profesora Cecilia Duran, que sin haber ganado ningún concurso de profesora fue beneficiada con tal responsabilidad.

Años después, siendo precisamente Cecilia Duran directora del departamento, comenzó a obstaculizar el derecho a la libertad de cátedra y a hostigar al profesor Gaeta, todo lo cual ha sido acreditado por él.
Llama la atención el hecho de que Durán haya sido nombrada Directora de Departamento sin haber ganado nunca por concurso regular ningún cargo de Profesora y sorprende aun más que --increíblemente-- se la haya designado miembro de la comisión de doctorado de la que era alumna. Sirva esta descripción como breve muestra de las prácticas que enmarcan estos episodios.

En 2010 se realizó un concurso para el cargo de Jefe de Trabajos Prácticos en la cátedra. La directora Durán desestimó el dictamen que, conforme al Reglamento, emitió El Dr. Gaeta en su carácter de Profesor Titular Regular de la asignatura y único experto en la disciplina que fue consultado, quien --entre otras serias falencias señaló la existencia de graves errores conceptuales básicos en la propuesta presentada por Di Bernardino, que además nunca había trabajado en filosofía de las ciencias. Con este proceder, y de común acuerdo con los miembros de la Junta consultiva Departamental, Durán decidió proponer de todas formas el nombramiento de Di Berardino
Posteriormente, se descubrió que Di Berardino habría incurrido en plagio, al copiar párrafos enteros y otros ligeramente modificados de un libro de León Olivé.
El profesor Gaeta hizo la denuncia correspondiente presentando las pruebas ante el decano de la facultad de Humanidades de la UNLP, Anibal Viguera. Este, olvidando que su rol de funcionario público tiene la obligación de denunciar e investigar ante la posible comisión de un delito para evitar cometer otro, no atendió al profesor Gaeta, quien pese a haber presentado las pruebas, jamás recibió respuesta.

En septiembre de 2011, aduciendo presuntas incompatibilidades con otros cargos docentes el Decano Viguera decide "limitar" en sus cargos al Prof. Gaeta y  sin que mediara ninguna urgencia, en tiempo record y en mitad del cuatrimestre emite una Resolución que pretende separar al Prof. Gaeta de sus cargos concursados como Profesor Titular Ordinario de la Facultad de Humanidades

Esta medida, dirigida específicamente contra el profesor Gaeta tiene la forma de una persecución personal, autoritaria y antiacadémicaque recuerda lo peor de los regímenes autoritarios, y que no casualmente se dirige contra uno de los mejores profesores de la universidad pública argentina.

A continuación presentamos las pruebas comparativas donde se muestra el texto presentado por Di Berardino (a la izquierda) y los párrafos, oraciones y hasta títulos del libro de Olivé que copió en su propuesta, lo cual hasta ahora ha sido ocultado a pesar de ser el plagio académico una acción de extrema gravedad, y más si es cometido por personas que no son novatas y poseen responsabilidad en la administración de conocimientos.